¿Es necesario realizar una episiotomía durante el parto?

¿Es necesario realizar una episiotomía durante el parto?

Realizar una episiotomía es una práctica cada vez menos frecuente. ¿Cuán necesaria es su realización al momento del parto?

La enfermera especialista en obstetricia y ginecología del Hospital El Escorial de Madrid, Rosabel Molina Olías, explica que “en la actualidad” no se utiliza la técnica quirúrgica de la episiotomía salvo que sea estrictamente necesario para facilitar y completar la expulsión del feto y se haya obtenido previamente el consentimiento informado de la mujer embarazada.

“Cuando el bebé está asomando su cabecita, la incisión en el perineo, normalmente medio lateral, que agranda el canal vaginal, que se hace con tijeras o bisturí y que obligará después a realizar puntos de sutura, afectará, desde el punto de vista fisiológico, a la piel, al músculo y a la mucosa rectal, aunque este corte artificial de varios centímetros sea limpio”.

La episiotomía, una práctica cada vez menos frecuente

Episiotomía, desgarros o parto sin cirugía perineal

La técnica de la episiotomía medio lateral corta desde la horquilla vulvar de 2,5 a 4 centímetros en un ángulo de 45 a 60 grados, hacia la nalga derecha o la nalga izquierda. La episiotomía mediana, entre 2 y 3 centímetros de corte, se hace directamente hacia el agujero anal.

Por un lado, la medio lateral es más sangrante y dolorosa a corto, medio y largo plazo, aunque representa la más segura y eficaz. La mediana, por otro lado, es más fácil, con menos sangrado y menos dolor.

Ambas episiotomías, mediana y medio lateral, se emplea bajo anestesia para evitar desgarros en el perineo o zona que va desde el final de los labios menores, pliegues de piel de la abertura vaginal de la vulva, hasta el orificio del ano.

Los desgarros que se pueden producir durante el parto se clasifican en 4 grados con varios subtipos. Los más graves, y los que se deben evitar, son los de tercer y cuarto grado, que afectan al esfínter anal, a sus fibras musculares e incluso a la mucosa rectal.

“Tanto las episiotomías como los desgarros provocan consecuencias físicas que pueden llegar a ser demoledoras para la posterior calidad de vida de la mujer”, comenta Rosabel Molina.

En realidad, son muy pocos los casos en los que de verdad es necesario hacer un corte en el periné, y así lo indica la propia Organización Mundial de la Salud (OMS): “No se recomienda el uso ampliado o de rutina de la episiotomía en mujeres que presentan un parto vaginal espontáneo”.

“Por tanto, se debe valorar si la episiotomía evita males mayores o soluciona algo durante el parto. Además, hay que tener en cuenta otros factores como la posición durante el parto, la edad de la gestante, si ha tenido más hijos o es primeriza, antiguas cicatrices de episiotomía o desgarros de otros partos, etc.”, argumenta.

Consecuencias de la episiotomía

Las complicaciones de una episiotomía pueden derivar en infecciones, edemas, cicatrización dolorosa, obstrucción e inflamación de las glándulas de Bartolino -excretoras del moco trasparente que sirve de lubricante vaginal-, aparición del dolor en las relaciones sexuales, dispareunia y problemas ulteriores de suelo pélvico.

Las conclusiones de diversos estudios muestran que las verdaderas razones que podrían justificar la práctica de la episiotomía son las siguientes:

Fuente: Agencia de Noticias EFE

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias