Embarazo y celiaquía

Embarazo y celiaquía

La celiaquía es una enfermedad crónica del aparato digestivo, que puede manifestarse a cualquier edad y de muchas formas.

Una gestante que previamente a quedarse embarazada conozca su intolerancia al gluten posiblemente ya sepa los alimentos prohibidos que debe evitar y qué dieta tiene que seguir. Por supuesto, debe ser especialmente estricta en su cumplimiento en esta nueva etapa de su vida. Pero, por otro lado, hay muchas mujeres que no saben que padecen este trastorno digestivo, en las que precisamente da la cara con la llegada del embarazo. Tal y como indica la Dra. Gloria Gálvez, ginecóloga del Hospital de Madrid-Montepríncipe y asesora de la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten Comunidad de Madrid: “Muchos de los pacientes están asintomáticos o tienen síntomas inespecíficos, y el embarazo y el periodo de posparto inmediato pueden ser el momento en que surjan las manifestaciones gastrointestinales, hasta entonces inexistentes, de la enfermedad celíaca”.

La celiaquía es una enfermedad crónica del aparato digestivo, que puede manifestarse a cualquier edad y de muchas formas (la sintomatología es cambiante), y que consiste en un desorden sistémico, con base inmunológica, causado por el gluten, una proteína que está en ciertos cereales como el trigo, la cebada o la avena. Al comer cualquier alimento con gluten se daña la mucosa intestinal, por lo que se ve afectada la absorción de nutrientes.

Embarazo y celiaquía

Por tanto, lo primero que hay que hacer ante esta sospecha durante el embarazo es diagnosticar la celiaquía. La nutricionista y gerente de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), Luján Soler, explica que “la embarazada debe consultar a un especialista digestivo que, mediante antecedentes personales, historia clínica, análisis de sangre previos, más una analítica de sangre que incluya los marcadores serológicos de enfermedad celíaca (anticuerpos antigliadina, antiendomisio, y antitransglutaminasa tisular) establecerá un diagnóstico de sospecha de la enfermedad”. La confirmación del diagnóstico se hará mediante una biopsia intestinal.

El embarazo irá perfectamente si se sigue una dieta estricta sin gluten ya que es el único tratamiento efectivo para la enfermedad celíaca. Además, lo que deja claro Gloria Gálvez, del departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Madrid-Montepríncipe y asesora de la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten Comunidad de Madrid, es que: “la dieta sin gluten no tiene ninguna repercusión negativa sobre el crecimiento y desarrollo fetal, ni posteriormente en la composición de la leche materna en mujeres lactantes”.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias