El pelo se daña con el sol, ¿verdad o mito? El pelo se daña con el sol, ¿verdad o mito?

El pelo se daña con el sol, ¿verdad o mito?

Hoy en día las personas disponen variedad de información acerca de los peligros de exponerse al sol y cómo este puede afectar la piel. Sin embargo, poco se habla acerca del daño que puede ocasionar el sol al pelo. ¿Qué medidas hay que tomar?

En la actualidad, existe una gran cantidad de información y concientización acerca de los cuidados que hay que tener respecto a la piel y la exposición solar. Sin embargo, frecuentemente se olvida que el pelo también sufre daños con el sol y que es necesario tomar medidas preventivas.

Si bien es cierto que el pelo tiene de por sí una función protectora frente al sol, también exige sus propios cuidados. En este sentido, cuando las personas se exponen al sol, seleccionan ropa adecuada y un protector solar para eliminar o mitigar los riesgos y daños que el sol puede ocasionar en la piel. Con el pelo, sucede lo mismo. Según los expertos en el área de dermatología, el uso de distintos tipos de gorros e incluso fotoprotectores capilares, es fundamental a la hora de cuidar el pelo.

La utilización de distintos tipos de gorros o sombreros, la primera medida preventiva para cuidar el pelo del daño solar

Por otro lado, el pelo también tiene sus enemigos particulares, como el cloro de las piscinas, la sal y la arena de las playas. El agua salada, por ejemplo, afecta a las propiedades características del pelo y lo vuelve frágil y quebradizo. También los rayos ultravioleta provocan una decoloración química suave, que puede deteriorar su aspecto normal y volverlo más seco.

Por su parte, la industria farmacéutica ha desarrollado un notable esfuerzo investigador para mejorar la protección del pelo y hoy existen en el mercado diversos productos de eficacia contrastada. Algunos de ellos son los protectores en spray, los shampoo con filtro solar o las mascarillas protectoras.

Muchos de esos productos, consisten en sustancias humectantes que proporcionan brillo y suavidad al pelo que, con el sol y el agua salada del mar, tiende inevitablemente a resecarse y deshidratarse.

Algunos productos pueden servir para la hidratación necesaria de la fibra capilar

En ese sentido, también es necesario cuidar el pelo después del sol. Al igual que, después de una exposición solar, hay que recurrir a una buena ducha e hidratar la piel, también lavar el pelo con el shampoo recomendado por el dermatólogo y, según las necesidades, utilizar cremas suavizantes para contribuir a la hidratación.

De todas formas, la recomendación más general por parte de los especialistas tiene que ver con preparar el pelo para cuando llegue el verano, a través de un peinado cómodo, el pelo más bien corto y llevar siempre la cabeza cubierta con gorros cuando la persona se vaya a exponer al sol.

Fuente: Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias