El dolor de cuello persistente se convierte en la cuarta causa de discapacidad global

El dolor de cuello persistente se convierte en la cuarta causa de discapacidad global

Un estudio por investigadores de Texas A&M, demostró que distintos factores personales influyen en la fuerza, resistencia y dolor presente en el cuello. Además, el trabajo remoto y los teléfonos inteligentes acrecientan la patología, posicionándola como cuarta causa de discapacidad a nivel global.

En la actualidad, aproximadamente 80 % de los trabajos son sedentarios lo que requiere de varias horas sentados y encorvados frente a la pantalla de una computadora. Así, el dolor de cuello se convierte en un riesgo ocupacional creciente. Los teléfonos inteligentes y otros dispositivos también han provocado que las personas doblen el cuello durante períodos prolongados. ¿Qué consecuencias conlleva?

Un estudio reciente, publicado en Human Factors y realizado por investigadores de la Universidad de Texas A&M, halló que, si bien las malas posturas del cuello y la cabeza son los principales determinantes del dolor de cuello, el índice de masa corporal, la edad y la hora del día también influyen en la capacidad del cuello para realizar movimientos sostenidos o repetidos.

"El dolor de cuello es una de las causas de discapacidad principales y de más rápido crecimiento en el mundo", comentó Xudong Zhang, profesor del Departamento de Ingeniería Industrial y de Sistemas de Wm Michael Barnes.

Dolor de cuello persistente y trabajo remoto

Y señaló: "Nuestro estudio ha apuntado a una combinación de factores laborales y personales que influyen fuertemente en la fuerza y la resistencia del cuello a lo largo del tiempo. Más importante aún, dado que estos factores han sido identificados, pueden modificarse para que el cuello esté en mejor estado de salud y el dolor se evita o se disuade”.

Según el estudio, el dolor de cuello se posiciona como la cuarta causa principal de discapacidad global. Una de las principales razones del dolor de cuello se ha atribuido al estilo de vida, particularmente cuando las personas pasan largos períodos de tiempo con el cuello inclinado hacia adelante.

Para este estudio en particular, Zhang y su equipo evaluaron a 20 hombres adultos y 20 mujeres adultas sin problemas previos relacionados con el cuello para realizar esfuerzos controlados de cabeza y cuello en un entorno de laboratorio.

En lugar de pedir a los participantes que mantuvieran una postura específica del cuello durante mucho tiempo, similar a lo que podría suceder en un lugar de trabajo, realizaron esfuerzos de cabeza y cuello de "agotamiento sostenido".

En los ejercicios, se sentaba a los sujetos y se les pedía que se pusieran un casco aumentado que les permitía ejercer una fuerza medible en el cuello. Luego, los investigadores les pidieron que mantuvieran el cuello recto o inclinado hacia adelante o hacia atrás. En esta posición, se aplicó una fuerza a su cabeza y cuello sobre un marco ajustable.

Un estudio para evaluar la fuerza y resistencia del cuello

Cuando el equipo analizó los datos, descubrieron que, como era de esperar, los factores relacionados con el trabajo, como la postura de la cabeza y el cuello, juegan un papel muy importante en la determinación de la fuerza y la resistencia y dolor del cuello.

Pero, también observaron que, si bien no hubo una diferencia significativa entre los sujetos masculinos y femeninos en la resistencia del cuello, el índice de masa corporal fue un predictor significativo de la resistencia del cuello. Además, para su sorpresa, la hora del día afectó la capacidad del cuello para soportar un esfuerzo sin fatiga.

En conclusión, Los hallazgos del estudio podrían ayudar en el diseño del trabajo (ya sea remoto o no), así como en la evaluación previa al empleo para reducir la incidencia de dolor de cuello en el lugar de trabajo.

Fuente: IntraMedicina

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias