Duelos silenciados: qué esperar de un duelo por muerte gestacional y neonatal

Duelos silenciados: qué esperar de un duelo por muerte gestacional y neonatal

El duelo por la muerte de un ser querido es un proceso natural necesario que, sin la atención adecuada, puede llegar a convertirse en patológico. Si la muerte de un hijo es durante el embarazo o el parto (pérdida gestacional o perinatal) o a los pocos días de nacer (muerte neonatal), el golpe para los padres es inmensamente duro y difícil de sobrellevar.

Un duelo es aquel proceso de adaptación emocional a la situación de pérdida de un ser querido, por el que es necesario pasar hasta que se supera y se aprende a seguir viviendo en unas circunstancias inesperadas.

De esta forma, la intensidad y duración del proceso de duelo es proporcional al significado emocional que representa la pérdida y cómo esta se gestiona. En ese sentido, cada caso y cada persona necesitan un proceso y un tiempo únicos. Sin embargo, el duelo gestacional, perinatal y neonatal no está suficientemente reconocido por la sociedad, es un duelo silenciado, invisibilizado, al que se le suele restar importancia.

En muchos casos, se trata de un duelo para el que no se deja o permite tiempo, porque se insta a la pareja a pasar página hasta el punto de que, tanto las mujeres como los hombres, deben reincorporarse a su vida laboral y volver muy pronto al día a día como si nada hubiera pasado.

Síntomas esperables de un duelo por pérdida

Qué esperar de un duelo, cuáles son sus síntomas habituales

Con la pérdida, es normal sentir fuertes cambios emocionales y cognitivos junto con una potente sintomatología física: problemas de sueño, agotamiento, debilidad, dolores musculares o de cabeza, sensación de despersonalización, entre otras.

El motivo de esto es que el cuerpo está realizando un sobresfuerzo con el fin de poder afrontar la situación. Es, pues, el recurso que tiene el organismo para llamar la atención sobre lo que está ocurriendo.

Síntomas más habituales:

Duelo por pérdida gestacional

Para transitar y superar el duelo, es fundamental rodearse de personas cercanas, amigos y familia, que sepan escuchar y entender la situación y que le otorguen al proceso la importancia que realmente tiene. Además de todo ello, es imprescindible contar con ayuda médica: psicológica y psiquiátrica, según el caso en particular.

Fuente: Women's Health

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias