Diferenciemos "fecha de caducidad" y "consumo preferente" de los alimentos

Diferenciemos "fecha de caducidad" y "consumo preferente" de los alimentos

El consumidor suele desconocer que estas etiquetas significan algo diferente y eso hace que se genere una confusión entre lo que es comestible y lo que no. ¿Cuál es la diferencia?

Es común que nos equivoquemos a la hora de tener que interpretar las etiquetas de los envases cuando leemos "fecha de caducidad" y "fecha de consumo preferente", e incluso que pensemos que es lo mismo, que en ambos casos debemos descartar el producto, pero ¡ojo! porque existen diferencias y también un tiempo extra pasada la fecha que marca el envase.

Por fecha de caducidad se entiende que un producto no se debe ingerir a partir de la misma con el fin de evitar eventuales problemas sanitarios. En cambio, si los alimentos son de mayor duración, en el envase aparecerá la fecha de consumo preferente, que indica que su contenido, después de ese día, ya no ofrece toda su calidad al consumidor, pero puede comerse.

La "fecha de caducidad" figura en los alimentos microbiológicamente muy perecederos y en ningún caso deben consumirse pasado el momento. De hecho, las propias empresas están obligadas a incluir una leyenda que indica que pueden suponer un peligro para la salud.

Imagen ilustrativa

"Consumir preferentemente antes de" indica la fecha hasta la cual los alimentos conservan sus propiedades específicas (siempre que sean adecuadamente conservados) y hace referencia a aspectos organolépticos (presencia, textura, sabor) y nutritivos. Es decir, después de esa fecha, pueden consumirse sin riesgo para la salud, aunque con cierta pérdida de calidad.

Las compañías fabricantes, tras realizar estudios y análisis obligatorios, se aseguran siempre de fijar la fecha al menos varios días antes de que el producto ya no sea seguro, pero debemos tener en cuenta que la duración de un producto no solo depende de su elaboración, sino de las condiciones a las que pueda enfrentarse en el transporte, en el almacenaje, en la tienda, y en los hogares de los consumidores.

Imagen ilustrativa

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias