Día Mundial de la lucha contra la Obesidad: una enfermedad prevenible que requiere un abordaje multidisciplinario

Día Mundial de la lucha contra la Obesidad: una enfermedad prevenible que requiere un abordaje multidisciplinario

La obesidad es un problema de salud pública alarmante, su prevalencia no deja de crecer, y con ella muchas complicaciones asociadas.

Cada año se conmemora el Día Mundial de Lucha Contra la Obesidad, con el objetivo de concientizar a la comunidad sobre los efectos que tiene en la salud esta problemática y sobre la importancia de la prevención de la obesidad y el sobrepeso.

La obesidad sigue creciendo y este año, en medio de la pandemia por el coronavirus mucho más, comportándose como un verdadero tsunami sanitario sin poder observar, aún, las consecuencias que dejará.

La obesidad ha sido reconocida como enfermedad por la OMS (Organización Mundial de la Salud) en 1979, pero el concepto obesidad como Enfermedad se refuerza en 1994 , cuando la misma, declara a la epidemia de obesidad como un problema sanitario global, la llamada pandemia ‘silenciosa’. Recién en el año 2013 la AMA (Asociación Argentina de Medicina) la reconoce como tal, buscando apoyo en la evidencia para la prevención y el tratamiento.

En el año en curso la OMS informa que desde 1975 la obesidad se triplicó a nivel mundial, habiendo en el mundo mas de 1900 millones de personas con exceso de peso, de los cuales 650 millones tiene obesidad.

Día Mundial de Lucha Contra la Obesidad

Se estima que unos 30 millones de personas mueren cada año, a nivel mundial, por malnutrición en exceso, mientras que 3,5 millones lo hacen por desnutrición.

El aumento de la disponibilidad de alimentos más el sedentarismo obligado, actuando sobre una genética del hombre ‘atesoradora’, como rasgo evolutivo de supervivencia a la especie humana a periodos de hambruna,  es la tierra fértil para el desarrollo del exceso de peso.

La obesidad se define clásicamente a partir de un exceso de grasa corporal, donde se usan parámetros para su diagnóstico como el IMC (índice de masa corporal) o la medida del perímetro abdominal.

Aceptar a la obesidad como una enfermedad crónica y no como un comportamiento, es el paso fundamental para el tratamiento. 

Una enfermedad donde se conjugan múltiples factores que la desencadenan, desde la genética, componentes emocionales, culturales, sociales etc. donde va más allá de lo estético, siendo el desencadenante de unas 200 patologías asociadas y considerada una de las enfermedades más estigmatizantes que existe.

Día Mundial de Lucha Contra la Obesidad

La obesidad es prevenible, y dada la complejidad de la misma requiere de un abordaje multidisciplinario apoyada en varios pilares como la alimentación, la actividad física, aspectos psicológicos y farmacológicos.

La pandemia de la obesidad no depende solo de la conducta individual. Es evidente la necesidad de cambiar el paradigma actual de obesidad focalizada exclusivamente en el individuo, hacia uno con  énfasis en la interacción entre la persona y el medio ambiente, recordando que la prevención comienza desde la infancia siendo el cimiento para la adquisición de hábitos saludables.

Por Cristian Lecussan (MN131102), médico clínico especialista en Nutrición y Obesidad, miembro del equipo de Bionut Obesidad.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias