Dermatología: una investigación prometedora para recuperar tejido de piel de manera endógena

Dermatología: una investigación prometedora para recuperar tejido de piel de manera endógena

Una nueva investigación realizada en ratones y publicada en Nature explica que es posible recuperar piel, tras casos de quemaduras o heridas graves, de forma endógena.  

Cuando la piel sufre una herida, existen mecanismos de regeneración en el cuerpo humano que restauran los daños y reparan la piel. Sin embargo, en los casos de quemaduras graves o en pacientes que sufren grandes úlceras, es necesario optar por un trasplante de tejido, a veces propio, a veces obtenido en un laboratorio.

Sin embargo, el problema surge cuando se genera rechazo o aparecen infecciones en el tiempo que se tarda en obtener suficiente tejido. Ahora, un equipo de investigadores del Instituto Salk de California demostró en un estudio en ratones que existe una vía para generar grandes superficies de la piel de forma endógena, es decir, sin recurrir a injertos.

La investigación fue llevada a cabo por el investigador español Juan Carlos Izpisúa, del Instituto Salk de California, y los resultados fueron publicados en la prestigiosa revista Nature.

Quemaduras y heridas en la piel

En su estudio, los investigadores lograron curar una herida extensa y profunda al regenerar múltiples capas de la piel sin utilizar tejidos. Para ello, utilizaron la reprogramación endógena de las células que intervienen en el proceso de cicatrización de la piel, con factores de reprogramación que transforman un tipo de células en aquellas que se precisan.

Según los datos del trabajo, el tiempo que se tardó en convertir las células en queratinocitos basales fue de 18 días. Una vez lograda la transformación, las nuevas células de la piel se expandieron en toda la zona dañada y se conectaron con otros tejidos como el vascular.

Siguiendo esa línea, la reparación completa se logró seis meses después de la inyección de los factores, tiempo que parece que se podría acortar según informar los propios investigadores, algo que sería clave para poder emplearla en problemas como las grandes quemaduras, ya que el riesgo en estos casos es de infección e incluso de muerte.

Regeneración endógena

"El trabajo se centra en la posibilidad de regenerar grandes superficies de piel para tratar grandes quemados, grandes úlceras como, por ejemplo, en determinados casos de diabetes y otras, para las que no hay una adecuada solución hoy en día", señaló Juan Carlos Izpisúa.

Aunque el estudio fue hecho en ratones, significa un paso importante ya que en la naturaleza solo los anfibios tienen la capacidad de regeneración endógena, hasta el punto de que si pierden su cola vuelven a desarrollarla. Pero, ni los humanos ni el resto de los mamíferos, tienen esa capacidad. El trabajo de estos investigadores es una prueba de concepto de que es completamente posible inducirlo en los mamíferos.

Fuente: Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias