¿De qué se trata la estenosis valvular aórtica y cuáles son sus síntomas?

¿De qué se trata la estenosis valvular aórtica y cuáles son sus síntomas?

La estenosis valvular aórtica se trata de una enfermedad degenerativa que provoca un estrechamiento de la válvula aórtica que hace que no se abra. Si no se trata a tiempo, puede derivar en consecuencias muy graves para la salud.

La estenosis valvular aórtica (EAO) es una enfermedad degenerativa que provoca un estrechamiento de la válvula aórtica que hace que no se abra, según define Mayo Foundation for Medical Education and Research. Esto provoca que se reduzca el flujo sanguíneo que va del corazón a la aorta y al resto del cuerpo apareciendo los síntomas y que en fases evolucionadas, pone en peligro la vida del paciente.

El tratamiento de la enfermedad depende siempre de la gravedad de la afección. Es posible que muchos pacientes precisen cirugía para reparar o reemplazar la válvula. Si no se trata, la estenosis de la válvula aórtica puede provocar complicaciones cardíacas graves. 

La estenosis valvular aórtica y la función cardíaca

Principales síntomas

La estenosis de la válvula aórtica puede ser de leve a grave, en función de cada paciente. En general, los signos y síntomas de la estenosis de la válvula aórtica se manifiestan cuando el estrechamiento de la válvula ya es grave.

Asimismo, es posible que algunas personas que padecen EAO no tengan y/o manifiesten síntomas durante muchos años.

Algunos de los síntomas que puede sentir el paciente:

Como la estenosis de la válvula aórtica tiene efectos debilitantes en el corazón, puede producir insuficiencia cardíaca. Los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca comprenden fatiga, dificultad para respirar, y tobillos y pies hinchados.

La estenosis valvular aórtica puede provocar distintas consecuencias afectando distintos órganos

Por otro lado, los factores de riesgo de la EAO tienen que ver con la edad avanzada, ciertas afecciones cardíacas presentes al momento del nacimiento, antecedentes de infecciones que pueden afectar el corazón, factores de riesgo cardiovascular (diabetes, colesterol, presión alta), enfermedades renales crónicas, entre otras.

Además, la estenosis de la válvula aórtica puede producir complicaciones como la insuficiencia cardíaca, accidentes cerebrovasculares, coágulos sanguíneos, sangrado, anomalías en el ritmo cardíaco (arritmias) e infecciones que afectan el corazón como la endocarditis. En el peor de los casos, la EAO puede derivar en la muerte del paciente.

Fuente: Mayo Foundation for Medical Education and Research

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias