De qué se trata la candidiasis vulvovaginal

De qué se trata la candidiasis vulvovaginal

La candidiasis vulvovaginal es una infección causada por hongos que afecta hasta 3 de cada 4 mujeres en algún momento de la vida. ¿Cuáles son sus causas?

La candidiasis vaginal se trata de una infección por hongos vaginales —candida albicans—, que provoca irritación, flujo excesivo y una intensa picazón en la vagina y la vulva. Este hongo, en realidad, vive de forma natural en pequeñas cantidades en la vagina y en otras partes del cuerpo donde hay mucosas como el estómago, los intestinos, los pulmones y la boca.

Algunas mujeres son especialmente sensibles ante la levadura causante de la candidiasis, cuando este coloniza el área vaginal, se convierte en un hongo agresivo capaz de ocasionar muchas molestias.

El uso de ropa interior de algodón puede ayudar a prevenir la candidiasis vulvovaginal

Hay que tener en cuenta que la candidiasis vulvovaginal es una infección que afecta hasta 3 de cada 4 mujeres en algún momento de la vida. Y que la infección por hongos vaginales no se considera una enfermedad de transmisión sexual. Sin embargo, existe un mayor riesgo de infección por hongos vaginales al tener actividad sexual regular por primera vez. Como también hay indicios de que las infecciones pueden relacionarse con el contacto entre la boca y los genitales (sexo oral-genital).

Entre sus múltiples causas se encuentra el uso de antibióticos, que provoca un desequilibrio en la flora vaginal natural, el embarazo, la diabetes, el sistema inmune deteriorado, la utilización de anticonceptivos orales, la terapia hormonal (que aumenta los niveles de estrógeno) y el estrés.

Existen medicamentos que pueden tratar las infecciones por hongos vaginales de manera eficaz. Cuando las infecciones por hongos suelen ser recurrentes, cuatro o más en el plazo de un año, es posible que la mujer necesite un tratamiento largo acompañado de un plan de mantenimiento.

Candida albicans

La Dra. Dolores Ojeda, experta en la Unidad de Patología del Tracto Genital Inferior en Women’s Barcelona asegura que “el hecho de que los síntomas sean muy conocidos: prurito intenso, enrojecimiento vulvar y la presencia de un flujo vaginal típico, grumoso, semejante a leche cortada, hace que muchas mujeres se automediquen o les sean prescritos en farmacia, fármacos usados desde tiempo ha, que en el mayoría de las ocasiones, hacen que desaparezcan los síntomas pero no se consiga la curación, reapareciendo en unos días la misma situación de incomodidad”.

Y afirma que lo mejor es “realizar una consulta para confirmar o descartar candidiasis u otro tipo de vagintis, mediante un examen en fresco al microscopia del flujo vaginal o mediante cultivo de dicho flujo”.

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias