Cómo detectar la depresión: síntomas

Cómo detectar la depresión: síntomas

¿Cómo sabemos si nosotros o una persona cercana está deprimida? ¿Cuáles son los síntomas a considerar?

Conocemos a la depresión como un trastorno emocional que causa un sentimiento agudo de tristeza constante y una consecuente pérdida de interés en realizar diferentes actividades. De hecho, una persona con depresión es posible que dificultades para realizar sus tareas cotidianas y hasta llegue a sentir que no vale la pena vivir.

Pero... ¿cómo la detectamos? Los síntomas frecuentes son: Sentimientos de tristeza, ganas de llorar, vacío o desesperanza. Arrebatos de enojo, irritabilidad o frustración, incluso por asuntos de poca importancia. Pérdida de interés o placer por la mayoría de las actividades habituales o todas, como las relaciones sexuales, los pasatiempos o los deportes. Alteraciones del sueño, como insomnio o dormir demasiado. Cansancio y falta de energía, por lo que incluso las tareas pequeñas requieren un esfuerzo mayor.

Como así también: Falta de apetito y adelgazamiento, o más antojos de comida y aumento de peso. Ansiedad, agitación o inquietud. Lentitud para razonar, hablar y hacer movimientos corporales. Sentimientos de inutilidad o culpa, fijación en fracasos del pasado o autorreproches. Dificultad para pensar, concentrarse, tomar decisiones y recordar cosas. Pensamientos frecuentes o recurrentes sobre la muerte, pensamientos suicidas, intentos suicidas o suicidio. Problemas físicos inexplicables, como dolor de espalda o de cabeza.

Imagen ilustrativa

En los niños más pequeños, los síntomas de depresión pueden consistir en tristeza, irritabilidad, apego, preocupación, dolores, negarse a ir a la escuela o bajo peso. Y en  los adolescentes, los síntomas pueden comprender tristeza, irritabilidad, sentirse negativo e inútil, ira, bajo rendimiento o poca asistencia a la escuela, sentirse incomprendido y extremadamente sensible, consumir drogas de uso recreativo o alcohol, comer o dormir demasiado, autolesionarse, perder el interés por las actividades habituales y evitar la interacción social.

Imagen ilustrativa

En el caso de los adultos mayores los síntomas pueden ser diferentes o menos evidentes, y se manifiestan a través de problemas de memoria o cambios en la personalidad, dolores físicos, fatiga, pérdida del apetito, problemas del sueño, querer quedarse en casa con frecuencia, en lugar de salir a socializar o hacer cosas nuevas, o pensamientos o sentimientos suicidas, en especial en los hombres mayores.

La depresión puede requerir tratamiento a largo plazo, por eso es importante consultar con un médico ante la menor duda. Según la psicóloga Beatriz Goldberg las terapias focalizadas son un buen sosten para evitar la depresión y/o superarla, y utilizar la inteligencia emocional y espiritual con ejercicios de agradecimiento para poder ver lo positivo.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias