Cómo controlar el dolor lumbar antes de que sea tarde

Cómo controlar el dolor lumbar antes de que sea tarde

El dolor lumbar es una afección frecuente que, aunque no supone mayores riesgos, si no se trata a tiempo puede derivar en complicaciones. 

El dolor lumbar se trata de un dolor focalizado en la parte baja de la espalda que, en la mayoría de los casos, suele ser difícil de evitar. Muchos trabajos requieren estar sentado por mucho tiempo o hacer actividades que generan este dolor de espalda. Sin embargo, hay medidas de prevención que se pueden tomar para evitar lesiones más graves.

En ese sentido, el Dr. Jonathan Lurie, médico investigador del Instituto de Políticas de Salud y Práctica Clínica de Dartmouth, New Hampshire, ofrece una serie de recomendaciones para evitar que la condición por dolor lumbar empeore.

Dolor lumbar

Mantenerse activo

En primer lugar, Lurie recomienda que las personas con dolor lumbar se muevan en lugar de quedarse en el sofá o en la cama: “Hay evidencia de que el reposo en cama no mejora el dolor de espalda agudo, sino que causa una discapacidad peor”, explica.

Por ello, caminar es una actividad útil y de bajo impacto que la mayoría de las personas con dolor lumbar pueden realizar todos los días. Además, otros tipos de ejercicio, como el tai chi o el yoga, también pueden aliviar el dolor lumbar. Los estiramientos y ejercicios que son útiles para el dolor lumbar varían de una persona a otra, por lo tanto, debe estar guiado por profesionales de la salud.

Trabajar en forma más inteligente

Debido a que el dolor lumbar puede empeorar si la persona permanece sentada durante mucho tiempo, el especialista recomienda “evaluar el entorno de trabajo y asegurarse de que se pueda practicar una buena postura y trabajar en forma ergonómica”. Ergonomía significa hacer que el lugar de trabajo sea cómodo, seguro y eficiente.

Las herramientas como los escritorios de pie y las sillas ergonómicas colocan la columna vertebral en una mejor posición. También es importante ponerse de pie con frecuencia durante la jornada laboral y, si se puede, hacer estiramientos en el escritorio.

Tratamiento físico

La acupuntura, la manipulación de la columna vertebral y la fisioterapia son otras opciones de tratamiento, dependiendo del tipo de dolor lumbar, que se pueden considerar según Lurie. Además, existen tratamientos conductuales como la biorretroalimentación y la estimulación nerviosa que utilizan pulsos eléctricos para controlar el dolor. Este tipo de tratamiento se recomienda como primera opción, antes de la medicación.

En algunos casos, es necesario un tratamiento puntual para el dolor lumbar

En algunas instancias, medicación

Los medicamentos para el dolor como el acetaminofén y la aspirina también ayudan en los momentos de mayor dolor. Además, puede ser útil alternar entre el calor (con una almohadilla térmica o un baño caliente) y el hielo.

Otros medicamentos, que deben ser recetados por un profesional de la salud, incluyen los relajantes musculares, los antidepresivos y los opioides. Estos últimos son medicamentos fuertes para el dolor que pueden ser muy adictivos. Las personas que usan opioides deben ser vigiladas de cerca por el profesional de la salud.

Dolor grave o de larga duración

Según Lurie, dependiendo el caso, las afecciones graves de la parte baja de la espalda, como las hernias de disco o las deformidades de la columna vertebral, se pueden tratar mejor con una operación. En esos casos, también se recomienda analizarlo con un profesional de la salud.

Fuente: National Institutes of Health (NIH)

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias