Claves para evitar un segundo infarto

Claves para evitar un segundo infarto

Adoptar hábitos de vida saludables –dieta, ejercicio, bienestar emocional– y seguir el tratamiento médico indicado son los principales aliados de las personas que han sufrido un ataque al corazón para que el infarto no se repita.

Según la Fundación Española del Corazón, el infarto de miocardio es la principal causa de muerte en los países desarrollados, tanto en hombres como en mujeres, aunque gracias a que cada vez son más las personas capaces de reconocer sus síntomas –y que por lo tanto los afectados son atendidos rápidamente–, y a las avanzadas técnicas empleadas para hacer frente a un infarto, como la angioplastia, la tasa de supervivencia se encuentra en torno al 60%.

Sin embargo, como indica un artículo publicado en la European Journal of Preventive Cardiology de la Sociedad Europea de Cardiología, una de cada cinco personas que han sufrido un infarto, tendrá otro en un periodo de un año, aunque siga un tratamiento, ya que la mayoría de estos pacientes no adoptan medidas adecuadas para proteger la salud de su corazón.

Una de cada cinco personas que han sufrido un infarto tendrá otro en un periodo de un año

De hecho, según el estudio EUROASPIRE, desarrollado en 22 países de Europa, el 16% de las personas que han sufrido un infarto sigue fumando, mientras que un 38% presenta obesidad, y el 60% son sedentarias o realizan muy poca actividad física. A lo que hay que añadir que la tasa de abandono del tratamiento también es muy alta. Estos datos refuerzan la necesidad de seguir una serie de pautas de prevención para evitar un segundo infarto de miocardio:

Otros factores que aumentan el riesgo de un segundo infarto

A todas las causas que se han enumerado y que incrementan las posibilidades de tener un nuevo ataque al corazón, hay que añadir estas condiciones de salud que podría presentar el paciente y que constituyen por sí mismas factores de riesgo cardiovascular:

Sin embargo todas ellas, menos la edad, se pueden evitar y controlar siguiendo las pautas indicadas, es decir, realizando ejercicio físico, llevando una dieta sana y equilibrada, tomando la medicación como ha pautado el médico, y buscando soluciones para revertir un estado de ánimo depresivo.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias