Así es el parecido entre el sistema nervioso del intestino y las redes neuronales del cerebro

Así es el parecido entre el sistema nervioso del intestino y las redes neuronales del cerebro

Una nueva investigación de la Universidad de Flinders (Australia) explica cómo el sistema nervioso del intestino provoca la propulsión del contenido intestinal e identifica su similitud con otras redes neuronales del cerebro y la médula espinal.

La investigación, liderada por el especialista Nick Spencer, de la Universidad de Flinders, sostiene que el sistema nervioso del intestino es el “primer cerebro”. Según él, “evolucionó mucho antes que el cerebro, tal como lo conocemos en los seres humanos”.

De esta forma, los nuevos hallazgos aportan información nueva e importante sobre cómo miles de neuronas y el sistema nervioso del intestino se comunican entre sí para hacer que las capas musculares se contraigan y propulsen el contenido.

El intestino, el primer cerebro

Publicado en Communications Biology de Nature, Spencer afirma que los últimos descubrimientos resultan mucho más complejos de lo esperado y considerablemente diferentes de los mecanismos que subyacen a la propulsión de fluidos a lo largo de otros órganos musculares que han evolucionado sin un sistema nervioso intrínseco, como en los vasos linfáticos, los uréteres o la vena porta.

“La sincronización de la actividad neuronal en grandes poblaciones de neuronas es común en el sistema nervioso de muchos animales vertebrados”, explica Spencer.

Los investigadores aprovecharon un reciente avance técnico de su laboratorio que les permitió registrar la actividad eléctrica del músculo liso a lo largo del colon al mismo tiempo que correlacionar las actividades eléctricas con los cambios dinámicos en el diámetro de la pared colónica, durante la propulsión.

Conexión entre las neuronas y el sistema nervioso intestinal

Ese proceso reveló un nuevo mecanismo que explica cómo todos los diferentes tipos de neuronas del sistema nervioso del intestino se unen y coordinan el disparo para generar la propulsión del contenido a lo largo del colon: “Curiosamente, el mismo circuito neuronal se activó durante las contracciones propulsivas y no propulsivas”, concluye el especialista.

Fuente: ISanidad

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias