Aseguran que el aumento de peso también incide en la calidad y alteraciones del sueño

Aseguran que el aumento de peso también incide en la calidad y alteraciones del sueño

El incremento del peso, sumado a un aumento del consumo de alcohol y de psicofármacos provoca mayor riesgo de padecer ronquidos y apneas, explica un especialista.  

El aumento de peso generalizado que provocó el aislamiento durante la pandemia, se suma a los factores -como el uso del celular antes de acostarse o los horarios desordenados- que alteran el descanso, aseguran los especialistas.

"Este incremento del peso, sumado a un aumento del consumo de alcohol y de psicofármacos provoca mayor riesgo de padecer ronquidos y apneas del sueño, y lo estamos viendo en el consultorio, lo que hace a un aspecto central en el sueño", explica el jefe del Laboratorio del Sueño del Hospital de Clínicas, Facundo Nogueira.

Desde el Instituto Universitario del Hospital Italiano (Iuhiba), la médica Stella Maris Valiensi, autora de "La ruta del sueño", destaca los beneficios de un buen descanso: "Biológicamente las personas están preparadas para dormir un tercio de sus vidas y la privación del sueño, puede tener importantes consecuencias".

Aumento de peso generalizado durante la pandemia por Covid-19

Durante el estado del sueño, comenta Valiensi, se generan varios procesos homeostáticos o de autorregulación, como por ejemplo, el aumento de la actividad parasimpática (lo que permite recuperar energía), también disminuye la presión arterial y se incrementan las hormonas anorexígenas.

En ese sentido, el especialista Nogueira afirma la importancia de "no automedicarse, porque en general se realiza mal y genera adicción, por eso nosotros estamos usando melatonina de forma exógena, que es una herramienta útil siempre que sea administrada por un médico".

Esta se trata de una hormona que produce el propio cuerpo, que "desencadena el mecanismo del sueño, pero no es un sedante".

Por otro lado, cada vez son más los expertos que recomiendan evitar leer en la cama, mirar televisión, celular o leer noticias de portales antes de dormir.

Por eso, Nogueira destaca que "es clave promover el ordenamiento de los horarios, sobre todo en la alimentación y a la hora de dormir, además de evitar el consumo de alcohol en la cena porque en una determinada dosis afecta la calidad del sueño y uno duerme peor".

Correcto descanso y ciertos hábitos en juego

Las recomendaciones básicas para conciliar un sueño saludable, luego de la desorganización de horarios que provocó la cuarentena, son "destinar de 7 a 9 horas para dormir en el caso de una persona adulta, y una hora más para los adolescentes; dejar pasar dos horas luego de cenar para irse a dormir; evitar tomar líquidos en exceso, cafeína o fumar después de las 17".

En tanto, especialistas del Instituto Universitario del Hospital Italiano (Iuhiba) informaron en un comunicado que en países como Argentina se calcula que 4 de cada 10 personas sufren alguna patología del sueño mientras que más de la mitad de la población tiene "la sensación de dormir mal".

Fuente: Agencia de Noticias Télam

Celeste Valeria Verdicchio

Periodista Digital por la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP). Especializada en métricas y creación de contenidos por FOPEA. Estudiante de la Licenciatura en Sociología, UNMDP. He colaborado en distintos medios marplatenses. Actualmente, escribo para la revista Maga y mi blog personal: Despuntar el vicio. Leer y escribir, siempre.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias