5 preguntas sobre terapias para el tratamiento de dolor crónico

5 preguntas sobre terapias para el tratamiento de dolor crónico

Existen terapias llamadas regenerativas para aliviar el dolor crónico y en esta nota nos sacamos algunas dudas al respecto.

La medicina musculoesquelética se enfrenta muchas veces con la necesidad de aliviar dolores que se instalaron en la vida de los pacientes y que pueden llegar a ser invalidantes. Por eso, las investigaciones avanzan en terapias que no solo alivien el dolor, sino que puedan dar respuesta real a las patologías de base.

En ese contexto se encuentran las que se desarrollan en el área regenerativa y el doctor Gonzalo Yamauchi Quintian, especialista en Medicina Familiar, Medicina Musculo-esquelética y Medicina Regenerativa nos habló al respondió preguntas al respecto.

Son terapias especializadas en la reparación de tejidos dañados o cuya función es anómala, mediante técnicas que utilizan elementos biológicos extraídos del propio cuerpo (sangre o células de uno mismo) que promueven la curación y reparación del tejido afectado.

Diversas investigaciones comprobaron que tienen alta capacidad de promover esa regeneración de tejidos (tendón, músculo, cartílago, hueso) a través de la liberación de varias moléculas que se denominan factores de crecimiento.

Las más conocidas son el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) y las Células Madre.

Imagen ilustrativa - Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Al inyectar, por ejemplo, plasma enriquecido a un tejido dañado se estimula su regeneración y le supone un impulso extra para su cicatrización. Se genera, en primera instancia, una inflamación que es la base de la proliferación y curación. Luego esta reparación alivia el dolor como, por ejemplo, en la artrosis de rodilla, cadera, columna; y en tendones reparando completamente los tejidos como en patologías del manguito rotador o tendinosis de pata de ganso, trocanteritis, codo de tenista, o en ligamentos de la rodilla (en la actualidad en los jugadores de futbol profesional es la técnica más utilizada) o de la columna.

Al ser tratamientos autólogos (del mismo cuerpo) tienen la ventaja que no exista rechazo a las células inyectadas, y que al ser propias estimulan de mayor y mejor manera la reparación del tejido.

Al ser tratamientos mínimamente invasivos (inyecciones) no se requiere ningún cuidado extremo como los post cirugía, el procedimiento es ambulatorio y se tolera de excelente manera.

Además, su efectividad. La aplicación del PRP, guiado por ecografía, presenta una tasa de efectividad para el tratamiento del dolor del 70 al 90%, y entre los tres y seis meses se pueden apreciar los resultados finales.

En el caso de patologías que no llegan a ser quirúrgicas ya que no se encuentran los suficientemente avanzadas, o de patologías que solo con el consumo de analgésicos y la aplicación de kinesiología no son suficientes.

En algunas, como por ejemplo, los desgarros musculares agudos o tendinopatías del manguito rotador, la indicación de medicina regenerativa es la primera opción terapéutica.

Si, cualquiera con una patología musculoesquelética que le genere dolor, siempre previa consulta con el profesional. Al ser terapias que usan elementos biológicos del paciente, son naturales, no tóxico, y no tiene efectos secundarios.

Imagen ilustrativa - Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga y actualmente estudio Asistente de Nutrición y Alimentación Saludable. Me parece fundamental que los hábitos saludables formen el 80% de nuestras vidas, con eso me refiero al ejercicio regular y la buena alimentación. ¡Ah! Además comparto recetas saludables en mis redes.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias