3 tipos de "bultos de grasa" que pueden salir en la espalda

3 tipos de "bultos de grasa" que pueden salir en la espalda

La aparición de un bulto de grasa en la espalda no siempre se trata de un grano enterrado, por ello, es importante que acudas con un dermatólogo para que pueda examinar y evaluar si se trata de un lipoma o de otro tipo de lesión en la piel que tenga síntomas similares, ya que la mayoría de las veces no desaparecen por sí solos.

Un bulto de grasa se trata de la acumulación de lípidos debajo de la piel y entre la capa muscular oculta, mejor conocidos como lipomas, describen especialistas del instituto médico Mayo Clinic. Es muy importante saber diferenciar este tipo de bulto de otras patologías como un quiste sebáceo o un forúnculo.

3 tipos

El lipoma es la causa más frecuente de los bultos de grasa en la espalda, por lo regular, su crecimiento es tan lento que muchas veces solemos descubrirlos por “accidente”, ya sea al vestirnos o bañarnos. 

¿Cómo saber si esa protuberancia en la espalda se trata de un lipoma? 

No duelen, pero sí se mueven con facilidad al presionarlos ligeramente con los dedos, suelen medir menos de 5 centímetros, aunque en algunos casos crece un poco más y es entonces cuando sí puede provocar dolor e incomodidad, ya que ejercen presión sobre los nervios más cercanos o si cuentan con muchos vasos sanguíneos.

Lipoma

¿Cómo eliminar los lipomas?

La espalda es una de las zonas del cuerpo que suele considerarse de las más eróticas, por lo cual, si te salió un bulto de grasa en la espalda es muy probable que quieras eliminarlo, pero sí es muy pequeño el especialista recomendará no llevar tratamiento a menos que tengas molestias por crecimiento excesivo, en este caso tienes dos opciones: 

Son similares a los lipomas, ya que ambos poseen grasa en su interior, una bolsa con sustancia viscosa, sebo rico en queratina, una proteína que forma parte de la capa más superficial de la piel, el cabello y las uñas, por lo regular, los quistes sebáceos se forman a partir de la inflamación de un folículo piloso.

Regularmente aparecen en el cuero cabelludo, pero también aparecen en otras partes del cuerpo, como las piernas, el rostro, la parte posterior de las orejas o en la espalda.

Quiste sebáceo

¿Cómo saber que esa protuberancia en la espalda se trata de un quiste sebáceo? 

En primer lugar, se caracterizan por tener una consistencia elástica, pero firme. Además, pueden infectarse con facilidad causando dolor al tacto, inflamación y enrojecimiento en la piel. 

¿Cómo eliminar los quistes sebáceos?

Si el quiste sebáceo es pequeño se recomienda aplicar calor húmedo para facilitar su ruptura y pueda ser drenado sin mayor complicación, pero es importante extraer todo el líquido para evitar que se regenere. Sin embargo, si el quiste es más grande de lo normal es probable que el especialista recomiende extirparlo quirúrgicamente, para extraer la bolsa que lo forma.

Este tipo de bulto de grasa se trata de una infección que afecta a los folículos pilosos y los tejidos más cercanos, es común que aparezcan en la espalda, sobre todo en la zona baja, al ser una zona en la que se encuentran más vellitos. Al estar relacionados con una infección, regularmente causan mucho dolor.

Forunculo

¿Cómo saber que esa protuberancia en la espalda se trata de un forúnculo? 

La mayoría de las veces comienzan como protuberancias rojas y sensibles, se llenan rápidamente de pus, su crecimiento es acelerado hasta que se rompen y supuran.

No debes confundirlo con un grano, los forúnculos son de cuidado, pues si las bacterias ingresan al torrente sanguíneo pueden propagar la infección a cualquier parte del cuerpo y causar septicemia o endocarditis, es decir, una infección en el corazón.

Katia Appelhans

Soy redactora hace varios años y siempre tuve una fuerte pasión por la escritura. Estudié Ciencias de la Comunicación en la UBA, con orientación en periodismo. También, y fue lo que despertó mi interés por la salud y el bienestar, realicé el profesorado de yoga.+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias